domingo, 23 de agosto de 2015

El C-130 Hércules que bombardeó a los buques de la flota británica - Parte I


El bombardero Hércules TC-68

Relata : Comodoro (R) Roberto M.Cerrutti

El sostén logístico de la fuerza de tareas naval británica, que se encontraba tan lejos de su territorio,requería de un gran esfuerzo de abastecimiento, por lo tanto muchos buques se dirigían a abastecer y reforzar a la fuerza inglesa, lo que hacían alejados de las costas americanas fuera del radio de acción de los aviones argentinos basados en el continente. Las aeronaves aptas para hacer exploración y reconocimiento lejano y con capacidad de ataque a buques eran los P - 2 Neptune, pero el 9 de mayo la Fuerza de Tareas 80 de la Armada Argentina (ARA) comunicó que estaban fuera de servicio y que por lo tanto no ejecutarían más operaciones aéreas.

En palabras del comodoro (R) Roberto M. Cerruti : ¨El 15 de mayo nos trasladaron de El Palomar a Río Gallegos para cumplir tareas de reabastecimiento de combustible en vuelo en el KC-130, matrícula TC-70, una vez a cargo del avión recibimos la orden de desplazarnos a la BAM Santa Cruz.

Lamentablemente solo realizamos el vuelo de traslado desde Río Gallegos a Santa Cruz, ya que durante ese período los caza bombarderos, a los que debíamos reabastecer, no cumplieron misiones por las malas condiciones meteorológicas en el área de las islas.El 20 de mayo fuimos remplazados y enviados a Buenos Aires.¨

Atacar el sostén logístico de la flota británica

Ante la falta de aeronaves de reconocimiento de largo alcance no había posibilidades de interferir  el tránsito de buques logísticos de la flota enemiga, eso preocupaba a la FAS, quien dirigía las operaciones aéreas contra las fuerzas inglesas, por lo que requirió al Comando Aéreo Estratégico (CAE), basado en el edificio Cóndor, que planificara alguna forma de interdictar ese tráfico en alta mar.

La “interdicción aérea” se define (diccionario militar conjunto) como: ¨ la actividad que tiene por finalidad negar o impedir al enemigo el uso de áreas o rutas, restringiendo sus desplazamientos e interfiriendo su acción de comando y control ¨.

Por lo tanto había que atacar las líneas de abastecimiento enemigas o sea restringir la libertad de acción del tráfico inglés en alta mar; en este caso iba a ser una interdicción aérea lejana, dada las distancias que debería recorrer la aeronave designada al efecto.

Un estudio determinó que la aeronave más apta para la tarea era el C - 130 H Hercules, por que poseía una gran autonomía que podía ser incrementada, existía la posibilidad de agregarle algún tipo de armamento y había tripulantes que estaban entrenados en búsqueda y salvamento, en exploración aeromarítima y en desempañarse en formas autónoma en diferentes tipos de operaciones aéreas; esta propuesta fue aprobada por el CAE.


La aeronave con matrícula TC - 68 fue asignada para la tarea y se determinó que por su capacidad técnica las modificaciones debían realizarse en la Fábrica Militar de Aviones (Córdoba).

Los estudios de ingeniería determinaron que se hicieran las siguientes modificaciones:

1_ instalaron cuatro tanques pilones de combustible – originalmente diseñados para adosarse debajo de los planos (alas) – en el interior de la bodega de carga para aumentar su autonomía (aproximadamente a 19.00 horas de vuelo)
2_en las dos estaciones externas, en el lugar de los dos tanques de combustible, se le adaptaron dos raquetas portabombas múltiples MER (multiple ejection raquet),en las que podía transportar hasta seis bombas de 250 kilogramos en cada una (doce en total)


3_en el puesto del piloto sobre el tablero de instrumentos se colocó una mira de tiro SFOM, en uso en las aeronaves Pucará
4_ al volante del puesto del piloto se le agregó un botón para disparar las bombas
5_en el puesto del copiloto, sobre el panel derecho, se instaló la caja de control del sistema de armas, que era desde donde se habilitaba su utilización.


El dispositivo era rudimentario y la aeronave no había sido diseñada para realizar ese tipo de tarea; por lo tanto la probabilidad de acertar a un blanco naval era remota, pero se trataba de  cumplir con uno de los objetivos de la interdicción aérea que es “interferir” o molestar al enemigo.

La Fuerza Aérea de Estados Unidos si tenía C -130 artillados, pero de una forma muy distinta a la planificada para esta ocasión y con un poder de fuego mucho mayor.

C-130 Hércules artillado, de la USAF
Mientras se desarrollaba la idea, la tripulación estaba compuesta por el: vicecomodoro Alberto Vianna, capitán Andrés Valle, capitán Roberto Cerruti, suboficial principal Pedro Razzini, suboficial Auxiliar Carlos Nazzari y cabo primero Carlos Ortiz, había arribado a Buenos Aires.

El 21 de mayo al presentarnos en la I Brigada Aérea nos enteramos de ese plan e inmediatamente nos reunimos para evaluar y analizar la situación. Luego, cada uno expuso su voluntad de tripular esa aeronave, conscientes de los riesgos que ello implicaba.

El Jefe de Escuadrón Hércules durante la guerra, comodoro (R) Alfredo Abelardo Cano, en Mar del Plata, expresó en un reportaje las intenciones de usar Hércules para misiones de bombardeo.

Comodoro (R) Alfredo A. Cano
¨….un día  en Comodoro Rivadavia, viene el comodoro Martínez  y me dice; Fredy, -  porque me llaman así - tiene que designar una tripulación para ir a Córdoba a volar un Hércules al que le han colocado dos lanzadores de bombas de Canberra (cargan seis bombas de 250 Kg. c/u)  La idea es ir a atacar al Queen Elizabeth que viene con 5.000 infantes a bordo. Yo le contesto: Señor, creo que la idea no es muy brillante, porque si es así, vendrá con cinco o seis Fragatas de escolta, con lo cual resultará imposible atacarlo.

Desde ya le digo que esa  - en mi modesta opinión - es una misión sin retorno. Como tengo en este momento la "mala suerte" de ser el jefe de Escuadrón, voy a ir yo porque no tengo más remedio, pero no puedo condenar a la muerte a mi tripulación, por tener ellos también, la "mala suerte" de ser precisamente "mi" tripulación, así que voy a ir con  voluntarios, si es que los consigo. Ah, un pedido muy especial, el autor de la idea debe venir conmigo en el avión.

Cuando estábamos por ascender a la máquina que nos llevaría a Córdoba - un Cessna Citation de la Policía Federal -  nos llega la orden de  cancelar la ida a Córdoba. El Comodoro  Martínez me comunica que "LOS TIGRES" se habían presentado como voluntarios y que ya estaban viajando rumbo a Córdoba, desde Buenos Aires, donde se encontraban de descanso. Ésta era una tripulación muy particular, por su abnegado espíritu de equipo,  (usaban a modo de distintivo,  bufandas del mismo color tejidas por sus esposas), se habían autodenominado  "LOS TIGRES" y eran felices realizando misiones arriesgadas.

De todas maneras el ataque al Queen Elizabeth se descartó. ¨

Queen Elizabeth buque usado, por los británicos para traer tropas, en pleno conflicto de Malvinas

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Otros sitios interesantes